El Higado y el alcohol

El consumo de bebidas alcohólicas produce daños en el hígado, algunos de estos daños pueden implicar enfermedades graves y riesgo de vida

Todos sabemos que el hígado es un órgano que cumple funciones indispensables para la vida y que el consumo reiterado de alcohol le produce daños de tal magnitud que pueden alterar su funcionamiento o causar su destrucción.
El alcohol afecta los hepatocitos (células hepáticas) debido a que les exige un sobreesfuerzo para metabolizar y eliminar esta sustancia tóxica, esto ocasiona en un principio la inflamación de dichas células, la acumulación de grasa, posteriormente su destrucción total.




Enfermedades que causa el alcohol en el hígado

Antes de comenzar con las enfermedades del hígado que causa el alcohol, debemos destacar que estas enfermedades no son exclusivas de los hombres como se suele pensar, ya que las mujeres son más propensas a sufrir daño hepático que los varones y ese daño se puede producir con una ingesta mucho menor de alcohol.

El alcohol produce daños a nivel de todo el sistema digestivo, incluso es un factor que aumenta el riesgo de cáncer de estómago, pero en esta ocasión nos vamos a referir a tres enfermedades que puede ocasionar en el hígado, ellas son:

Esteatósis hepática alcohólica – La Esteatósis hepática es conocida como Hígado graso y consiste en la acumulación de grasa en las células del hígado.
Este problema afecta el funcionamiento del hígado pero puede ser tratado suspendiendo la ingesta de alcohol, con una dieta adecuada y actividad física en forma regular.
El hígado graso no tratado puede evolucionar hasta transformase en Cirrosis y en ese caso es una enfermedad de difícil solución.

Hepatitis alcohólica – La Hepatitis alcohólica consiste en la inflamación y agrandamiento del hígado, esta condición empeora progresivamente causando la destrucción de las células hepáticas, al destruirse porciones de tejido éste se vuelve duro y fibroso que impide al hígado cumplir sus funciones.
La hepatitis alcohólica puede ser tratada eliminando el consumo de alcohol, llevando una alimentación especial y en algunos casos se requiere medicación.
La Hepatitis alcohólica no tratada culmina en Cirrosis y la destrucción del hígado.

higado y alcohol

Cirrosis alcohólica – La Cirrosis alcohólica se produce debido a la destrucción del tejido normal del hígado que se transforma en tejido cicatrizal, duro y fibroso.
La Cirrosis tratada desde sus inicios tiene buen pronóstico, pero cuando no se toman medidas y ese tejido abarca gran parte del hígado es una enfermedad de difícil solución que por su gravedad puede implicar riesgo de vida.

Actualizado: Mayo 28 de 2018

Los artículos de saludplena.com y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.