Depresión de Navidad – 2024

La llamada Depresión de Navidad es un trastorno muy común, pero del cual se habla poco, ya que suele ocultarse por temor a parecer raros o diferentes a los demás



La Navidad es la época del año en la cual se producen mayor cantidad de casos de Depresión, o se agudizan los síntomas en quienes padecen este trastorno.
No se debe confundir la Depresión con aquellos estados pasajeros de nostalgia o melancolía (muy comunes durante las fiestas) que ocasionan tristeza al evocar épocas pasadas o personas que ya no están. La Depresión es un estado de angustia profunda del cual no se puede salir.




¿SE OCULTA LA DEPRESIÓN DE NAVIDAD?

La mayoría de las personas que atraviesan por cuadros depresivos durante las fiestas tradicionales trata de ocultarlo, porque consideran que lo que sienten es algo anormal y que solo les ocurre a ellos.

Por esta razón muchos intentan disimular la Depresión fingiendo alegría o consumiendo bebidas alcohólicas para obtener un falso estado de felicidad.




¿POR QUÉ LA NAVIDAD CAUSA DEPRESIÓN?

Existen algunas causas profundas que pueden ocasionar Depresión en Navidad, llamada también Depresión Blanca o Blues de Navidad, entre ellas se destacan la soledad, la lejanía de familiares, el distanciamiento de la pareja o los recuerdos de los seres queridos que ya no están.

En esos casos la Depresión ya estaba instalada previamente y en la época navideña suelen agudizarse los síntomas incrementando la sensación de tristeza y desamparo.




SENTIRSE «RAROS» POR NO ESTAR FELICES

En las personas que no padecen trastornos de depresión previos, una de las principales causas de Depresión navideña se debe al concepto generalizado de que en las Fiestas tradicionales todos nos llenamos de alegría y tenemos la «obligación» de estar felices durante esos días.

Lo cual resulta imposible, ya que los problemas no desaparecen mágicamente ante la llegada de las fiestas navideñas. No se puede manejar el estado de ánimo a voluntad como para decretar que a partir de tal día y a tal hora dejamos las preocupaciones atrás para comenzar a sentirnos felices.

Cuando no se lleva a cabo este razonamiento será inevitable pensar que «algo malo» ocurre con nosotros que nos impide estar tan felices como los demás.

Esa sensación de ser «raros» o diferentes, lleva a pensamientos negativos que pueden ser el primer paso hacia la Depresión.



DEPRESIÓN EN NAVIDAD POR DIFICULTADES ECONÓMICAS

Otro de los motivos de la Depresión en Navidad está relacionado con las dificultades económicas, ya que las Fiestas implican un gasto extra de dinero y no siempre se puede hacer frente a esos gastos.

Todos sabemos que en estas fechas la publicidad nos ofrece todo tipo de productos y nos crea la necesidad de tenerlos. A tal punto, que niños y adultos pueden llegar a sentirse disminuídos si no adquieren o reciben como regalos algunos de esos productos.

¿Seríamos capaces de romper la ilusión de un niño por no tener dinero para comprarle el regalo que espera?



¿Podríamos no comprar regalos para la familia y los amigos? ¿Qué pensarán los compañeros de trabajo si no participamos en los regalos del amigo invisible o acudimos a las comidas y reuniones de Fin de Año?

¿Como se siente alguien que no posee dinero para hacer frente a los «obligatorios» gastos navideños?
Obviamente se sentirá excluído, triste y deprimido, excepto que se detenga a pensar que la Navidad se celebra por un motivo religioso.

Aún no siendo creyentes hay que recordar que lo que se celebra en Navidad es la llegada al mundo de un niño que nació en un pesebre y cuyas enseñanzas eran precisamente lo contrario a todo esto que vivimos hoy.



¿PODEMOS EVITAR LA DEPRESIÓN DE NAVIDAD?

Aunque la Depresión debe ser tratada con medicamentos, como cualquier otra enfermedad, siempre hay algo que podemos poner de nosotros mismos para evitar caer en la depresión navideña.

Lo primero es ser conscientes de que no tenemos la obligación de estar felices. Lo segundo es dejar de pensar que la Navidad es una fiesta comercial y que la felicidad podemos comprarla con dinero.

La felicidad no es proporcional al dinero que gastamos en las fiestas, sino a la paz interior que cada uno tenga todos los días del año.

Ver también: Los remedios naturales para la Depresión.



Copyright © Salud Plena, derechos reservados.

Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza.

Deja un comentario

error: Este contenido tiene derechos de autor !!