Tendinitis Aquilea

La Tendinitis Aquílea se caracteriza por presentar dolor en el talón y la parte posterior del pie

Se denomina Tendinitis Aquílea a la inflamación o daño en el tendón de Aquiles, el cual se localiza en la parte posterior del pie y conecta el talón con los músculos de la pantorrilla.
Las lesiones en el tendón de Aquiles suelen ser más frecuente en los deportistas, no obstante las personas sedentarias también pueden padecer tendinitis Aquilea.




CAUSAS DE TENDINITIS EN TENDÓN DE AQUILES

Como mencionamos anteriormente la Tendinitis Aquilea afecta mayormente a los deportistas debido a que el tendón recibe una sobrecarga al correr o saltar, pero quienes no practican deportes también pueden sufrir lesiones en el tendón de Aquiles y algunas de las causas de que eso ocurra son:

* Torceduras que doblen bruscamente el pie hacia dentro o hacia afuera.
* Alteraciones de la pisada, por ejemplo caminar con un pie rotado hacia adentro.
* Tener el arco del pie muy pronunciado o por el contrario el pie plano.
* Realizar actividad física en forma esporádica.




* Bailar también puede producir una lesión en el tendón de Aquiles.
* Uso de calzado inadecuado, con suelas muy rígidas.
* En las mujeres el uso excesivo de zapatos con tacones altos puede causar tendinitis Aquílea.
* El sobrepeso y la obesidad son factores que aumentan la posibilidad de sufrir tendinitis Aquilea.
* La Diabetes también influye en la probabilidad de padecer este tipo de lesiones.
* La Artritis puede producir irritación en el tendón de Aquiles.




SINTOMAS DE TENDINITIS AQUILEA

* Dolor en el talón y la parte posterior del pie, el dolor puede extenderse hacia la pantorrilla.
* El dolor es mayor a la mañana y disminuye en el trancurso del día.
* El dolor también puede ser más agudo cuando se comienza a caminar o a practicar ejercicio, luego de unos minutos comienza a calmarse pero vuelve a empeorar cuando se incrementa la actividad.
* En algunos casos puede haber inflamación y calor en la zona posterior del pie.




TRATAMIENTOS PARA TENDINITIS AQUILEA

Cuando se presenta dolor en el talón, la parte posterior del pie y la pantorrilla se puede sospechar que se trata de una tendinitis del Tendón de Aquiles, pero la única forma de confirmarlo es consultando con el médico.
El profesional luego de examinar el pie y constatar que se trata de Tendinitis Aquilea suele hacer estas recomendaciones:

* Suspender toda actividad física que implique sobrecargar el tendón de Aquiles, especialmente aquellas en las que es necesario correr o saltar.
* Si hay mucho dolor o una inflamación importante, se puede recomendar hacer reposo.
* Los primeros tres días aplicar hielo en la zona durante 20 minutos, repetir 3 o 4 veces al día.

Remedios caseros tendon de aquiles

* Después del tercer día se puede aplicar calor, ya sea en forma de compresas o sumergiendo el pie en un recipiente con agua caliente, mantener durante 15 minutos y repetir 4 veces al día.
Ver: Remedios naturales para Tendinitis

La Tendinitis Aquílea no requiere una medicación específica, el médico puede recetar antiinflamatorios y analgésicos para disminuir la inflamación y calmar el dolor.
Cuando estas medidas no logran resultados se puede recurrir a inflitraciones con esteroides y a la Fisioterapia.
En casos extremos la Tendinitis debe ser solucionada mediante una cirugía.



Los artículos de saludplena.com y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.