Remedios naturales para pies resecos

La resequedad en los pies puede ser tratada con sencillos remedios caseros que se encuentran en todas las cocinas

El resecamiento en los pies suele ser un problema que predomina durante los meses de verano y puede deberse a un conjunto de factores, ver información detallada en la entrada correspondiente a las causas de sequedad en los pies
En la mayoría de los casos el resecamiento de los pies mejora notablemente con tratamientos caseros.




Primero quitar la piel seca y engrosada

* Existen varios remedios caseros para tratar la resequedad de los pies pero el primer paso es retirar el exceso de piel reseca utilizando una piedra pómez. Esta se pasa suavemente por todas las zonas en las que existe engrosamiento de la piel. Este procedimiento se puede utilizar una vez a la semana hasta que hayan desaparecido las asperezas.

Remedio para pies secos con vaselina, sal y limón

* Cuando los pies están resecos pero no presentan engrosamientos en los bordes de las plantas o talones (o estos son leves), se puede preparar un remedio casero colocando en un frasco pequeño vaselina líquida hasta la mitad del recipiente, una cucharadita de sal y completar con jugo de limón.
Esta preparación se puede usar a diario hasta que la piel de los pies esté suave e hidratada.
Este remedio casero también se puede utilizar para el resecamiento de las manos.




Remedio con limón para pies resecos

* Cortar un limón a la mitad, tomar una de las mitades y frotar todo el contorno de los pies con ella.
El ácido del limón es un conocido remedio natural para mejorar el resecamiento de los pies.

Remedio para pies resecos usando vinagre

* Remojar los pies durante algunos minutos en agua tibia a la que se agrega medio vaso de vinagre de sidra o vinagre de manzana.
El vinagre es un desinfectante natural que contribuye a prevenir y eliminar los hongos y bacterias, siendo también efectivo para “ablandar” las durezas de los pies, gracias a lo cual ofrece dobles beneficios.




* Luego de remojar los pies se secan con toalla limpia y se procede a retirar los restos de piel muerta que no hayan podido ser removidos con la piedra pómez.
Para realizar esta tarea se necesita una tijera pequeña y un alicate, estos se desinfectan previamente con alcohol.
Cuidadosamente se corta la piel que aparece de color más blanco que el resto, este procedimiento es más adecuado para la piel reseca que se encuentra en los dedos de los pies.




Hidratar la piel de los pies con cremas o aceites

* Una vez que se ha retirado el exceso de piel reseca se debe proceder a hidratar y nutrir la piel, para ello se puede emplear, aceite de almendras, aceite de germen de trigo o aceite de cocina.
El aceite se aplica en forma de masajes en la zona de los pies que presenta más resecamiento, dejar actuar 20 minutos o media hora, retirar con agua tibia y secar.

Los artículos de saludplena.com y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza

Share Button

Deja un comentario

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.