Mascarillas de zanahoria para piel sensible

Las zanahorias son muy beneficiosas para la piel sensible y se pueden usar como mascarillas de belleza o para calmar irritaciones

La piel sensible es una piel delicada, propensa a irritaciones, sarpullidos, alergias o enrojecimiento.
Las personas de piel sensible suelen tener problemas para usar cremas de belleza ya que en muchos casos éstas les ocasionan inflamaciones, enrojecimiento o reacciones alérgicas, pero esos inconvenientes no deben ser motivo para no cuidar la piel ya que siempre se puede recurrir a las alternativas naturales.




Como preparar mascarillas de zanahoria para piel sensible

Existen varias formas de utilizar las zanahorias como tratamiento para la piel sensible y se pueden emplear tanto frescas como cocidas. A continuación vamos a compartir cuatro mascarillas de zanahoria diferentes:

* Lavar y limpiar la piel de dos zanahorias (medianas), luego se cortan en trozos y se colocan a hervir en un poco de agua.
Cuando estén blandas se retiran del agua y se aplastan con un tenedor, luego se agrega una cucharada de miel de abejas y se mezcla con la papilla de zanahoria. Esta mascarilla se coloca sobre al piel limpia y se deja actuar media hora.



* Lavar dos zanahorias, colocarlas en la licuadora hasta que tomen una consistencia semi-líquida. Esta mascarilla se aplica sobre la piel limpia y se deja actuar por 20 minutos o media hora, luego se retira con agua tibia.

* Colocar dos zanahorias a licuar durante algunos segundos, luego se detiene la licuadora, se agrega la clara de un huevo y se vuelve a licuar por dos o tres segundos. Esta mascarilla se aplica sobre la piel limpia y se deja actuar media hora.



* Licuar ligeramente dos zanahorias, retirarlas de la licuadora, colocarlas en otro recipiente. Aparte pisar con un tenedor una banana bien madura, mezclar todo y aplicar sobre la piel limpia durante 20 minutos.

Ver también: Crema casera para dermatitis y eczemas

Mascarillas de zanahoria para piel sensible

Las mascarillas de zanahoria se pueden utilizar tres o cuatro veces por semana y el tiempo de aplicación es de 20 a 30 minutos.
Para retirarlas se puede emplear una toallita o esponja húmeda y posteriormente lavar la piel con agua tibia (no emplear agua caliente o demasiado fría) y secar absorbiendo el agua con una toalla suave.



Los artículos de saludplena.com y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.