Las marcas del acne

El acné y sus efectos: las marcas del acne

El acné es una enfermedad de la piel que afecta a jóvenes y adultos por diversas causas. En la adolescencia, la aparición del acné se debe a los constantes cambios hormonales que experimenta nuestro cuerpo, y en los adultos, el estrés y la falta de cuidado de la piel, sobretodo si ésta es grasa. Además existe siempre un factor genético determinante.

La piel con acne requiere de un tratamiento especial. Es importante usar siempre cosméticos, ya sean cremas o maquillaje, especiales para este tipo de piel, y mantener una conducta de higiene diaria, para evitar infecciones.




El acne aparece cuando las glándulas sebáceas producen sebo en forma excesiva. Ese sebo se acumula en los poros junto con restos de piel muerta y bacterias, produciendose una infección que se manifiesta a través de espinillas o puntos blancos (acné leve), granos rojos e inflamados (pápulas), granos rojos con centros blancos (pústulas), o quistes también llamados nódulos.

Estas protuberancias pueden quitarse facilmente, pero si no se toman los cuidados necesarios, pueden quedar marcas o cicatrices en la piel.
Es por eso que ante la presencia de acne, es necesario consultar al dermatólogo quien será quien determine frente a qué tipo de acne nos encontramos, ya que muchas veces puede solucionarse con antibióticos, anticonceptivos u otros medicamentos.




Cómo eliminar las marcas del acne

Eliminar las cicatrices del acne dependerá del tipo de marca o cicatriz que se trate.
Si el acné dejó manchas oscuras en la piel, podemos recurrir al uso de cremas blanqueadoras. Estas cremas o lociones contienen ácidos especiales y retinol, que aclaran la zona afectada, elminando gradualmente la marca.

Si el acné dejó marcas como pozos en la piel, el método más utilizado actualmente es el tratamiento de regeneración de la piel con láser. Al cabo de determinadas sesiones, el láser va eliminando la capa superior de la piel que está dañada y tensando la capa media, haciendo que ésta sea más resistente.
Otro método utilizado para combatir las marcas del acné es la microdermabrasión, una especie de pulido suave que se realiza con un cepillo de alambre rotatorio o un instrumento con un diamante giratorio que va desgastando la superficie de la piel.

Tanto el tratamiento de regeneración con láser como la microdermabrasión, son tratamientos que deben ser realizados por especialistas bajo la supervisación de un dermatólogo responsable.

En algunos casos de marcas leves de acné, el dermatólogo puede recomendar un peeling químico, que es una técnica superficial, que no quema ni irrita la piel.

Share Button

Deja un comentario