Hormona de crecimiento y riesgos para la salud

Hormona de crecimiento y sus posibles riesgos para la salud cuando es utilizada con fines de estética y sin control médico

La búsqueda por mantener la juventud y alcanzar la belleza ha sido un objetivo constante desde tiempos remotos.
Los laboratorios científicos investigan sin descanso para encontrar los medios de ofrecer a todos la posibilidad de tener un cuerpo esbelto o lograr una piel bella y sin arrugas indefinidamente.
Los tratamientos con la hormona de crecimiento humano han aparecido como uno de los mayores descubrimientos para frenar y revertir los signos del envejecimiento.




RIESGOS DE LA HORMONA DE CRECIMIENTO COMO TRATAMIENTO DE BELLEZA

La hormona de crecimiento viene siendo utilizada desde muchos años atrás para tratar precisamente problemas de crecimiento en la infancia.
Posteriormente se descubrió que aquellos adultos con niveles deficientes de dicha hormona obtenían resultados visibles al ser tratados con ella.
Entre los beneficios de la administración de hormona de crecimiento se encontraría la posibilidad de rejuvenecer a nivel interno y externo.




También ayudaría a perder peso, borrar arrugas, reafirmar la piel, revitalizar la sexualidad, mejorar la memoria y aumentar la energía.
¿Quien no desea obtener todos esos beneficios utilizando un sólo medicamento?
Pero pocos se detienen a pensar que la hormona de crecimiento puede acarrear riesgos para la salud cuando es comprada y tomada sin consultar con un endocrinólogo.




EFECTOS ADVERSOS DE LA HORMONA DE CRECIMIENTO

La administración de la hormona de crecimiento humano en adultos sanos puede aparejar ciertos riesgos, algunos menores y otros muy serios.
* Dentro de los efectos secundarios menos importantes se encuentran dolores musculares y articulares, pero existen riesgos mayores como los que mencionamos a continuación y que explican porqué es necesario consultar a un especialista si se desea recibir un tratamiento con hormona de crecimiento.
* Aumento de la glucosa en sangre que puede requerir tratamientos temporales con insulina, llegando en casos extremos a producir una enfermedad crónica como Diabetes tipo II.
* Retención de líquidos la cual origina edemas (inflamaciones) en diferentes partes del cuerpo, especialmente en manos, piernas y pies.




* Aumento de la presión del líquido intracraneal lo cual ocasiona dolor de cabeza intenso, naúseas, vómitos y problemas de visión.
* La administración sin control de hormona de crecimiento puede producir un malfuncionamiento de la glándula Tiroides.
* Su utilización en hombres podría producir ginecomastia, aumento anormal en las mamas.
* La hormona de crecimiento podría favorecer el desarrollo de tumores, al parecer esta hormona aumenta los niveles de una sustancia llamada IGF-I que tendría relación con el cáncer de colon, recto, próstata y mama.

Nos referimos a los efectos secundarios de la hormona de crecimiento humano en potencial, utilizando el témino “podría” sin asegurar que indefectiblemente los causará en todas las personas que la utilicen.
Pero cuando los médicos advierten sobre los posibles riesgos para la salud siempre lo hacen sobre bases científicas y deben ser tenidos en cuenta.

Copyright © Salud Plena, derechos reservados.

Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.