Alergia, causas y tratamientos

¿Qué es la alergia? ¿Porqué se produce una reacción alérgica?

La alergia es una reacción exagerada y equivocada de nuestro sistema inmunitario ante un agente considerado peligroso sin que lo sea.
En las alergias ocurre una hipersensibilidad del sistema inmunitario que se dispara contra una sustancia específica, a la cual identifica como nociva sin serlo.




Este tipo de agente capaz de provocar una reacción alérgica recibe el nombre de alergeno.
Cuando un alergeno entra en el organismo las inmunoglobulinas generan como respuesta una producción de anticuerpos específica a esa sustancia.
Ante un alergeno se liberan sustancias químicas llamadas histaminas que son las que provocan inflamación y picazón en la zona de contacto.
Esto sucede porque las histaminas afectan secundariamente a otros tejidos, causan contracción de los músculos de las paredes de los bronquiolos (casos de asma) y relajación en los vasos sanguíneos, esto último es lo que produce la inflamación local.




Alergia por inhalación de sustancias alergenas

Las sustancias que se inhalan son las que están en el aire como el polen (fiebre del heno), los ácaros del polvo, pelos o caspa de los animales, sustancias químicas contenidas en los aerosoles de productos de limpieza o cosméticos, etc.
Los síntomas de las alergias provocadas por esta vía son similares a los de un resfriado, estornudos, congestión nasal, secreciones y picazón en la naríz y la garganta.
Puede también aparecer irritación en los ojos, ardor, lágrimas e inflamación de los párpados.
Se puede diferenciar un resfriado de una alergia porque los síntomas del primero comienzan paulatinamente y se van intensificando, en cambio los síntomas de la alergia aparecen repentinamente.




Alergia causada por alimentos o sustancias que se ingieren

Las alergias causadas por ingestión de alimentos, medicamentos, bebidas o cualquier tipo de sustancia, (en algunos casos la reacción puede ocurrir al contacto con la boca, aún sin llegar a tragarlas), tienen como primer síntoma la inflamación de los labios y la lengua, casi inmediatamente de haber ingerido lo que contenía el alergeno.
Posteriormente suelen aparecer nauseas, vómitos y diarrea.
Los alimentos que comunmente provocan alergia son: huevos, leche y sus derivados, mariscos, frutos secos y naranjas, pero cualquier alimento o bebida puede ser potencialmente alergénico para algunas personas.
Muchos medicamentos causan alergia, la penicilina es la más conocida pero pueden ser varios.

Alergia por contacto

Las alergias causadas por contacto se producen cuando nuestra piel entra en contacto con el alergeno, por ejemplo, detergentes, jabones, tintes de cabello, productos cosméticos, plantas, etc.
Los síntomas aparecen a los pocos minutos en forma de ronchas, picazón, sarpullido y enrojecimiento de la piel.
Es frecuente la alergia al níquel, metal que se utiliza, por ejemplo, en artículos de bijouterie.
Las alergias a las picaduras de insectos producen grandes ronchas, inflamación y una picazón desesperante.
Las picaduras de insectos, en especial la de abejas, pueden llegar a causar la llamada anafilaxia, una reacción alérgica grave o shock anafiláctico, aunque también puede suceder en otros tipos de alergia.



Tratamientos para la alergia

Los medicamentos más indicados para las alergias son los antihistamínicos que actúan inhibiendo los efectos de la histamina y calmando los síntomas.
Los antihistamínicos vienen inyectables, en comprimidos, en jarabe, en gotas o en sprays.
En algunas alergias dan buenos resultados los corticoides, por ejemplo en la alergia al níquel actúan muy bien en cremas aplicadas en la zona del contacto.
Existen vacunas que se preparan con los antígenos específicos para cada caso.