Remedios caseros para ataque al hígado

Los remedios caseros para el ataque al hígado suelen dar muy buenos resultados, no sólo para aliviar el malestar sino también para solucionar el problema.
En una entrada anterior explicamos que el popular Ataque de hígado, que todos hemos sufrido algunas veces, no suele ser ocasionado precisamente por el hígado, sino por la vesícula biliar o el colon, pero como las molestias suelen presentarse en el cuadrante superior derecho del abdomen suponemos erróneamente que el hígado es el culpable del malestar.
Recurriendo a algunos remedios naturales podemos “limpiar” la vesícula y los intestinos, de esa forma se aliviarán las molestias y el “ataque al hígado” desaparecerá en cuestión de pocas horas.

Remedios naturales buenos para el ataque al hígado

* El limón es un excelente remedio natural para el ataque al hígado, se prepara mezclando el jugo con medio vaso de agua y se toma cuatro veces al día. Beber abundante agua durante todo el día, entre dos y tres litros, porque el agua ayuda a eliminar las toxinas.

* Las infusiones de Boldo se utilizan como remedio natural para el ataque al hígado y para todo tipo de enfermedades hepáticas.
Se coloca media cucharadita de planta seca en una taza, se agrega agua caliente y se deja reposar unos minutos. Beber cuatro tazas al día.

* Uno de los mejores remedios para el ataque al hígado es el extracto de Alcachofa, se puede adquirir en farmacias o herboristerías y se toma tres o cuatro veces al día. Las dósis varían de acuerdo al laboratorio, pero suelen ser entre 30 y 50 gotas por vez, mezcladas con un poco de agua.

* La planta llamada Diente de León o Achicoria también se emplea como remedio natural para el ataque al hígado.
Se hierven 100 gramos de raíz de Achicoria en un litro y medio de agua, luego se deja reposar y se toman tres tazas por día.

* Un remedio casero que suele dar buenos resultados para el ataque al hígado consiste en aplicar hielo en el cuadrante superior derecho derecho del abdomen. El hielo contribuye a desinflamar la vesícula y el colon, lo cual proporcionará alivio en corto plazo.

* Durante un ataque al hígado es aconsejable tomar mucho líquido y comer alimentos livianos, tales como pollo o pescado a la plancha acompañados de zanahorias cocidas o puré de manzanas. Evitar las grasas, los alimentos que producen gases tales como patatas o legumbres y disminuír el consumo de harinas.

Copyright © Salud Plena

Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button


Escribe un comentario


Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.