Los lunares

Aprender a distinguir los lunares

Los lunares son acumulaciones de melanocitos en la piel, que pueden presentarse de diversas formas, colores y tamaños.

El número de lunares que puede tener una persona es variable, algunos se traen de nacimiento y otros van apareciendo hasta alrededor de los 30 años o más.
Los más comunes son los lunares redondos, aunque también los hay ovalados, lisos, rugosos, con o sin pelos.

El color de los lunares también varía, pueden ser negros, marrones, azules, beiges, rojizos o rosados.
Todos sabemos la relación que existe entre los lunares y los melanomas o cáncer de piel, pero debemos saber distinguir cuales tienen más riesgo de transformarse en lesiones malignas.

¿Cuándo debemos preocuparnos por un lunar?

No hay problemas si el lunar tiene forma simétrica, ya sea ovalado o redondo, sus bordes son parejos y tiene un color uniforme.
Hay que consultar de inmediato si se presentan alteraciones, por ejemplo:

* Cuando el lunar presenta más de un color.
* Si tiene una forma despareja.
* Cuando los bordes son irregulares.
* El tamaño es mayor a lo común.
* Si aumenta de tamaño.
* Causa picazón.
* Produce secreciones.
* Causa dolor o ardor.
* Tiene heridas o fisuras.
* Produce sangrado.
* Presenta descamaciones.
* La piel alrededor tiene alteraciones.

¿Qué personas tienen más riesgos de sufrir melanomas?

* Los que por sus actividades pasan muchas horas al sol.
Ya se conoce la relación entre las radiaciones ultravioletas y la aparición de melanomas.
* Las personas de piel muy blanca.
* Los que tienen antecedentes familiares de melanomas.
* Aquellas personas que tienen gran cantidad de lunares.
* Quienes han sufrido quemaduras solares en la infancia.

¿Qué cuidados se debe tener con los lunares?

* Es conveniente una consulta con un dermatólogo una vez al año.
* Observarlos periodicamente para comprobar que no hay alteraciones.
* Si se encuentran en lugares de roce es recomendable quitarlos.
* No exponerse directamente al sol entre las 11 y las 16 horas.
* Usar protector solar, el factor de protección irá de acuerdo a la piel, cuanto más clara, más alto debe ser su índice.

Otras afecciones cutáneas

Quistes sebáceos
La psoriasis
Pitiriasis rosada
Pitiriasis versicolor
Dermatitis herpetiforme
Dermatitis seborreica
Dermatitis atópica
Hongos en la piel

Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button

ESCRIBE UN COMENTARIO


496 Comentarios

  1. SaludPlena says

    Ilu: Se puede emplear agua y jabón para lavar un lunar lesionado, utiliza un jabón bactericida porque es mejor para prevenir infecciones y no intentes quitar la costra. No creo que se trate de un lunar maligno porque el dermatólogo lo habría detectado a simple vista, pero aún siendo benigno es extraño que no haya sugerido quitarlo, porque es un procedimiento que lleva poco minutos y se hubiesen ahorrado toda esta angustia.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.