Entomofobia, la fobia a los insectos

Se denomina Entomofobia o Insectofobia al temor irracional que se siente ante la presencia de un insecto, aunque éste sea absolutamente inofensivo

La Entomofobia se encuentra dentro de las fobias más comunes y consiste en sentir un temor desproporcionado a un insecto determinado, a varios, o a todos en general.
Todas las fobias consisten en un temor irracional, más o menos intenso, hacia algo que no supone un peligro real para la vida o para la salud, en el caso de la Entomofobia se producen sensaciones de miedo, pánico o verdadero terror al ver cualquier tipo de insecto.

entomofobia

Síntomas de Entomofobia

La Entomofobia o Insectofobia puede ser leve y sólo producir una ligera ansiedad ante la vista de un insecto, o tan severa como para causar llanto, temblores, sudoración, opresión en el pecho, falta de aire, palpitaciones o taquicardia y en algunas ocasiones se puede llegar al desmayo.
Aunque la persona sea consciente de que se trata de un temor irracional, ya que el insecto en cuestión no le causará daño, le resulta imposible controlar el temor y la ansiedad que siente al verlo.
En algunos casos la fobia es tan intensa que puede sufrir todos los síntomas (sudación, taquicardia, falta de aire, etc), no sólo ante la presencia del objeto de su temor, sino al ver una imagen del insecto en la televisón o en revistas y lo mismo puede ocurrir cuando cree que hay un insecto cerca de su cuerpo, sin que ello esté sucediendo en los hechos.

Causas de la fobia a los insectos

Existen muchas causas para que una persona desarrolle Entomofobia, la teoría más común es que las fobias comienzan en la infancia, a raíz de un suceso que se vivió como traumático y generó una gran ansiedad.
Haber sufrido la picadura de un insecto o ver que otra persona era atacada por uno o más insectos puede desencadenar la fobia, la cual continuará acrecentándose con el transcurso del tiempo.

En ocasiones la fobia a los insectos surge por “contagio”, ya que si algún familiar sufre Insectofobia es posible que transmita el temor a sus hijos o a otros integrantes de la familia.
La memoria genética también puede ser un componente de las fobias, ya que los animales y los humanos traemos incorporado un chip (imaginario claro) que nos indica cuales son los insectos peligrosos de los cuales debemos alejarnos, pero en las fobias esas indicaciones no son todas correctas y se puede considerar como un gran peligro a una simple mariposa.

Tratamientos para la fobia a los insectos

Las fobias leves pueden desaparecer solas, pero las fobias severas se incrementarán a medida que pasan los años y es poco probable que pueda perderse el miedo sin recurrir a la ayuda profesional.
Hay fobias que no son limitantes para el normal desenvolvimiento de las personas y en esos casos pueden sobrellevarse de mejor manera, pero cuando la fobia llega al punto de afectar las actividades comunes e impide vivir con normalidad, entonces resulta imprescindible recibir terapia psicológica para poder solucionar ese angustiante problema.

Copyright © Salud Plena, derechos reservados

Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button


Escribe un comentario


Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.