Enfermedades psicosomáticas habituales

Cuando el cuerpo nos habla

Las enfermedades psicosomáticas más frecuentes se presentan en forma de Gastritis, dolores en el cuello, dolor de cabeza, dolor en la espalda, problemas en la piel y muchas otras dolencias que por lo general son tratadas en forma aislada.
Este tipo de enfermedades llamadas psicosomáticas se producen como reacciones del propio organismo ante factores estresantes a nivel emocional que no podemos comprender o manifestar en forma adecuada.

Entender las enfermedades psicosomáticas

Para tratar de entender como el cuerpo puede enfermarse debido a cuestiones que no podemos resolver bastaría con prestar atención a las frases que comunmente decimos.
Por ejemplo cuando alguna persona o una situación nos entristece decimos “me rompió el corazón”, como forma de que sentimos una sensación dolorosa en el pecho, esa sensación repetida muchas veces producirá un dolor en el pecho real, aunque el médico al examinarnos diga que no nos encuentra nada.

Seguramente cuando descubriste una traición, un engaño dijiste que fue como si te “clavaran un cuchillo por la espalda”.
Si no se puede expresar en enojo o el dolor pueden aparecer dolores en la espalda, contracturas musculares que incluso pueden dañar la columna vertebral.

Quien no ha dicho que siente un “nudo en la garganta” cuando está angustiado y con deseos de llorar, si no se produce un deshago o la situación que causa la angustia es continua, ese nudo puede provocar dolor de garganta o la sensación de ahorcamiento.
Este tipo de enfermedades psicosomáticas pueden presentarse en estados de depresión profunda.

Otra de las frases frecuentes es “llevar una pesada carga sobre los hombros”, obviamente esto no se refiere a cargar con un peso real sino en unas circunstancias muy difíciles de sobrellevar o una responsabilidad mayor a nuestra resistencia.
Cuando este tipo de situaciones se prolongan sin resolverse no se harán esperar los síntomas de una enfermedad psicosomática con dolores en cuello y espalda.

Ante una situación que nos enfurece decimos que ” nos hace hervir la sangre”, la ira y la rabia contenidas día tras día producen elevación de la presión arterial, contracturas musculares y problemas digestivos.
La hipertensión puede ser en algunos casos una enfermedad psicosomática, suelen llamarla hipertensión nerviosa, en estos casos hay que tratar la Hipertensión en si misma pero es fundamental corregir el problema de fondo.

Las Gastritis, síndrome del colon irritable y varios tipos de trastornos digestivos suelen ser enfermedades psicosomáticas como consecuencia de “tragar” problemas.
También decimos frases relacionadas como por ejemplo “me dio una patada en el estómago”, para referirnos a las acciones de alguien o llamar “pan amargo” a cuando se realiza un trabajo o tarea para sustentarnos que nos desagrada.

Estos son sólo algunos ejemplos que sirven para darse cuenta que el cuerpo expresa lo que nos sucede, algunas veces somos conscientes de estar pasando por una mala situación pero no la relacionamos con una serie de enfermedades que se nos presentan con frecuencia.
En otros casos cuando el médico indaga sobre la vida del paciente y le dice que los nervios están influyendo sobre su salud, las personas niegan estar nerviosas, pero no todo es cuestión de nervios sino de emociones más profundas.

Dolor de cabeza psicosomático
Globo histérico
Dolor en el pecho sin explicación
El estrés emocional puede causar convulsiones

Copyright © Salud Plena

Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Share Button

ESCRIBE UN COMENTARIO


46 Comentarios

  1. Mireya says

    Hola solicito su ayuda para determinar a que medico especialista debo de acudir, resulta que soy alérgica y padezco de ataque de pánico, pero últimamente he sentido un síntoma de ahorcamiento y constante vértigo, así como dolores de cabeza, ya estoy en tratamiento con el psiquiatra, pero con el medicamento que me dan no me han quitado esos malestares, se deberá a otra cosa o es causa también de ansiedad.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.